Historia

La Universidad Técnica Federico Santa María fue fundada en el año 1931, comenzando sus actividades con la Escuela de Artes y Oficios en el año 1932.

En el año 1934 comienza a funcionar la Escuela de Ingeniería, destacándose entre las carreras la de Construcción. Luego, en el año 1949 la Universidad otorga el título de Constructor Civil.

En 1959 se acuerda la creación de la facultad de Ingeniería de la Construcción, designando como su primer decano al profesor Julio Fernández Lagos, quedando a su cargo la carrera de Construcción Civil. Posteriormente en el año 1968 la Facultad de Ingeniería de la Construcción cambia su nombre a Facultad de Ingeniería Civil, siendo su primer decano Emile Sanders. En ese mismo año (1968) se creó la carrera de Ingeniería Civil. Este último hecho marca la incorporación de académicos jóvenes desde la Universidad de Chile hacia la Universidad Santa María. Es así como en 1969 se incorporan los primeros profesores de dicha casa de estudios: Raúl Husid, Pedro Ortigosa, Ramón Fuentes, Horacio Musante y José Vega.

En el año 1970, el señor Patricio Saavedra Lanz se recibe como Ingeniero Civil, constituyéndose en el primer egresado de dicha especialidad en la facultad de Construcción.

A inicios de la década de los 70, siendo decano Raúl Galindo U. se formula el primer Plan Estratégico para el desarrollo de la Unidad y sus carreras. Este se basa en el fortalecimiento de la calidad de la labor académica y de una presencia creciente de sus académicos y exalumnos en el medio nacional e internacional. Para ello se decide como objetivo central de la Unidad y sus académicos, integrar nuevas y más activas labores y frutos de docencia, investigación tecnológica, prestación de servicios de laboratorio y asistencia técnica especializada, hacia una finalidad última: la formación de profesionales de excelencia y prestigio. Se previó un horizonte de 10 años, para alcanzar esta meta. Para su realización se contó con la opinión y contribución de invitados nacionales de relevancia (académicos prestigiosos de otras universidades, del Colegio de Ingenieros, del Instituto de Ingenieros, de consultoras y de instituciones públicas del área) y del extranjero (consultores académicos y profesionales prestigiosos de universidades extranjeras, de UNESCO, del PNUMA, de la ABET concretamente su Director Ejecutivo de la época, de la OPS/OMS, etc.).

Con el afán de fortalecer la labor del Departamento, en el año 1972 parten los primeros académicos al extranjero para realizar estudios de post-grado. El equipamiento de laboratorios e infraestructura se fortalece con nuevas adquisiciones para el Pañol de Topografía y el Laboratorio de Mecánica de Suelos, destacándose la compra de un camión sonda. Durante el resto de esta década se consolida el prestigio académico de la Unidad, concretándose relaciones estratégicas “universidad – empresa” sólidas y fructíferas, por ejemplo entre la Empresa Sanitaria de la V Región y la Facultad, la cual se proyecta hasta la actualidad a través de un buen número de tesis, investigaciones, publicaciones, realización de eventos. En este período egresa un flujo de profesionales que pasan a ocupar posiciones relevantes en el sector.

En 1981, siendo decano Carlos Aguirre, la Facultad de Ingeniería Civil pasa a ser el Departamento de Obras Civiles, parte de la nueva Facultad de Ingeniería. Se evalúa durante su gestión la marcha del plan y se introducen modificaciones y ajustes tendientes a consolidar los logros y asegurar la velocidad con que ellos se han venido dando. La Unidad académica y sus egresados alcanzan para esa fecha pleno reconocimiento de calidad en el ámbito académico y empresarial de real relevancia. El mismo año se moderniza el Laboratorio de Hormigones con la adquisición de un equipo de carga universal y se inicia la implementación del Laboratorio de Estructuras con la construcción de un sistema de carga lateral. En 1992 se crea y equipa el Laboratorio de Asfaltos y en 1995 se moderniza el Laboratorio de Mecánica de Suelos con la adquisición de un nuevo y completo equipo de sondajes.

Durante la última década el Departamento consolida su posición en el medio nacional, basado principalmente en la creciente participación en actividades de investigación y de vinculación con el medio externo, así como la relevancia que adquieren sus egresados en su desempeño profesional. Los laboratorios son reconocidos como entes de control de calidad, estableciéndose políticas de renovación permanente del equipamiento y capacitación del personal. Tres hitos importantes en este proceso lo constituyen la puesta en marcha de los laboratorios de estructuras, con capacidades y equipamientos de vanguardia a nivel internacional, el inicio del proceso de acreditación de los laboratorios como entes certificadores de calidad y la creación y puesta en marcha del Centro de Estudios e Investigación de la Infraestructura (CEII). Este último con el objetivo central de cumplir un rol articulador entre el mundo privado, gubernamental, académico y del usuario, se abrirá como una plataforma hacia un mundo globalizado, al facilitar las interacciones entre actores institucionales e individuales, de manera de potenciar el bienestar común mediante obras de infraestructuras eficientes, bien concebidas, seguras y mejor gestionadas.

Durante la historia reciente, el cargo de Director de Departamento ha sido ocupado por los profesores Ludwig Stowhas, Raúl Galindo, Miguel Petersen, José Manuel Gundelach, Gilberto Leiva, Carlos Aguirre, Rodrigo Delgadillo y Patricio Catalán.

En el año 2005 el Departamento cuenta con 430 alumnos matriculados en la carrera de Ingeniería Civil y 245 en Construcción Civil, y con un amplio cuerpo de profesores de jornada completa (13) y jornada parcial (19) destinados a la formación de los estudiantes.

El Departamento de Obras Civiles cuenta hoy con un laboratorio de Ensayes de Materiales y Control de Obras (LEMCO), el que en una superficie superior a los 800 m², incluye los laboratorios de Hormigones, Asfaltos, Mecánica de Suelos, un Centro Experimental para la Enseñanza del Comportamiento Sísmico de las Estructuras, los cuales en conjunto con el Centro de Estudios e Investigación en Infraestructura (CEII), permiten elevar el nivel de formación de alumnos y académicos, y permitirán potenciar la relación Unidad – medio externo y promover actividades de Investigación y Desarrollo, y de Extensión académica.